/

El nacimiento de una añada sorprendente y cualitativa


La añada 2017 se anunciaba como la añada de todos los desafíos. Y después de las dos excelentes añadas 2015 y 2016, 2017 ha confirmado la constancia de los grandísimos terruños poniendo de relieve a unos descubrimientos inesperados. Aromático, puro, elegante y aterciopelado de los taninos, el 2017 ofrece unos vinos de raza muy frescos. El 2017 no tiene la esplendor de las dos añadas precedentes pero permanecerá en las memorias.


Michel Rolland, prestigioso enólogo francés, expresó sobre la añada 2017: "…No se trata de una añada con mucho sol, entonces tendremos vinos con un poco más de acidez pero con aromas muy afrutados."